Cargando...

Libro: No puede pegar siempre en el palo

Hablamos con Paulo Inostroza sobre su libro de cuentos de fútbol “No puede pegar siempre en el palo” una maravilla de trabajo que a través de 17 cuentos, muy arraigados en la provincia de Concepción, nos relata historias que suceden tanto dentro como fuera de la cancha.

Tu libro habla mucho de Concepción, de la región, tiene mucha identidad, buscabas que los lectores se vieran reflejados en cada cuento ?
Ese era el principal motivo del libro. Primero, que cualquiera se viera dentro de las historias, que dijera “oye, ese que está ahí es igual a un amigo” o que diga “eso a mí igual me pasó”. Que se identifique con lugares, situaciones. Si al final, todos juntamos láminas, nos tomamos unas chelas cuando juega Chile y quisimos ser futbolistas, pero no éramos tan buenos. Es un libro bien de Conce y, en el fondo, bien chileno. Lo lindo es que hasta mujeres, señoras y niños se han identificado con los cuentos porque los sentimientos y la pasión es lo que nos mueve a todos y el libro trata de eso.

Podemos decir Concepción tiene una cultura futbolística, más que otras regiones del país ? Qué tiene Concepción ? como lo ves tú ?
Cuando yo era chico, Vial, el Conce, Huachipato y Naval estaban en Primera División. Soy de la generación en que íbamos en familia a ver jornadas dobles, con un termo de comida y un chal para no pasar tanto frío. En ese tiempo, no era llegar y ganar en El Morro o en Collao y la gente recuerda mucho eso. Los jóvenes lo han escuchado y parece casi una leyenda y esa mezcla de nostalgia y leyenda le da un sello a esta zona. Soñamos con volver a esos tiempos de gloria.

Tu libro cuanto tiene de autobiográfico y cuanto de ficción?
Hay cuentos donde yo estoy muy presente, como el de la historia del papá con el hijo o el del periodista deportivo frustrado de su pega y su vida. De todas formas, nunca tanto como autobiográfico, porque no es la idea. La intención es que cualquier persona se vea ahí junto a su padre que le enseñó el fútbol y lo valore, que cualquier periodista de medio chico diga “a mí igual me pasa esto… Hablo de todos y nadie habla de mí”. Como sea, cada historia de aquí o que haga en adelante, siempre tendrá algo mío. Un amigo, justamente, me decía que lo que mejor me sale es cuando saco cosas de adentro, cosas dolorosas, sinceras, bien de la tripa. Supongo que tiene razón.

 

 

Cuanto tiempo te demoraste en escribirlo como fue el proceso de creación?
Escribía un tiempo, después me frenaba. Volvía a retomar y me paraba meses. Pensé que esto se iba a quedar solo en una idea y no sería capaz de concretarla, hasta que un día mi señora -que todavía no era mi señora- me pilló llorando y le conté que tenía miedo de no poder hacerlo. De quedarme en el camino. Ella fue importante en mostrarme, casi solo con mirarme, que creía en mí. Cada vez que tengo dudas, sé que tengo que buscarla y mirarla.

Realizar una obra así seguro no fue fácil, con que tuviste que luchar para poder publicarlo?

Le pregunté a un par de personas del circuito cómo hacerlo y no me ayudaron mucho. Me dijeron que como NN no me iba a pescar nadie. No quise postular a ningún fondo porque me iban a hacer esperar mucho y yo estaba demasiado ansioso para esperar uno o dos años. Tuve que sacarle una cola a la venta de mi departamento -me estaba cambiando a una casa con mi familia- para financiar el libro y no fue poco. Felizmente, la pude recuperar con las ventas.

El actual panorama regional no es muy alentador, muchos equipos en 3era y los de primera no generan las expectativas de la comunidad, como analizas esto ?
Me da pena ir al Federico Schwager y que el público controlado sea 163 personas o que en El Morro apenas hagan 400 lucas y ni siquiera ganen un peso por partido. Les sale más a cuenta jugar sin gente. Eso es penoso. Yo nací viendo al Vial ganarle a Colo Colo y ahora juega contra Chimbarongo. Es triste, pero me motiva ver al Conce convocar más de 10 mil hinchas y generar algo lindo que contagia. Vial está llevando casi 4 mil personas en Tercera y eso es muchísimo. Se está recuperando esa identidad. Los hinchas de Huachipato pelean si alguien les dice “pechos fríos”, se ofenden y son súper apasionados. Tocamos fondo y ahí entiendes cómo sería la vida sin tu club. Ahí entiendes que debes cuidarlo, que esa es tu obligación.

 

Paulo Inostroza

 

Ahora vemos que los hinchas se toman los clubes, pero crees que hubo mucho olvido de parte de ellos mismos para evitar esta crisis ?
Las sociedades anónimas le han hecho muy mal al fútbol porque la idea era buena, pero fue muy mal hecha. Se supone que este modelo impediría que cualquier persona robe en un club y se vaya como si nada. Con las S.A. los responsables estarían identificados, supervisados y responderían con su patrimonio, de ser necesario. Todo eso fue una tremenda mentira. Los ladrones le quitaron todo a los hinchas, se forraron y andan por la calle como si nada. Y como el modelo estaba protegido desde la Anfp, poco podía hacer el hincha, que se desilusionaba cada vez más. Que veía que su club era de cualquiera y no tenía voz ni voto.

Como ves tu que podrían mejorarse las cosas para el futuro ?

En el fútbol de hoy corre mucha plata y me gustaría que no fuera lo más importante. Que pudiéramos abstraernos de eso y fuera como en el barrio, donde eran once contra once y ganaba el que jugaba mejor y punto. Sería tan simple y tan lindo. Pero la cosa ya fue para allá y hay que tratar de limpiarlo, de hacerlo más justo. No puede ser que a un equipo le den diez pesos y a otro uno, de una torta que es de todos. Hay gente que ni siquiera pide que su equipo sea campeón, apenas quiere que pueda pararse cada fin de semana porque se alegra solo con verlo. Ni siquiera con ganar. Y esa supervivencia, ya es difícil en este tiempo. Hay muchos clubes que empiezan el año y no saben si van a terminarlo.

Cómo invitarías a la gente a leer tu libro?

Cuando leí por primera vez el libro completo, lo primero que pensé fue “este es un libro simple y honesto”. Yo soy de Candelaria, que es un barrio súper mal mirado y soy un agradecido de criarme en los bloques, porque de ahí salen mis historias. De lo feliz que éramos con cosas súper sencillas, de lo felices que somos hoy aunque otros tengan más. Nosotros sabemos que no es así. Este parece un libro para peloteros, pero esa es una gran mentira. Acá hablo de política, discriminación sexual, amor y una serie de temas donde el fútbol es una excusa. Son 17 cuentos hechos bien desde adentro de la vida, no mirándola desde afuera. No sé escribir de otra forma.

Para mayor información dejamos su fan page aquí.